El Menino es un álbum ilustrado gordito de unas treinta páginas, cosa no tan común en álbumes y cosa que encuentro para los más fetichistas del álbum como objeto físico: deliciosa.

img_20170226_163509_709

El Menino es un niño -además, menino significa niño en portugués-, que representa a cualquier niño o niña que llega al mundo, y muchos quizás nos preguntemos: ¿cómo es un niño? Isol nos lo cuenta como si de cualquier animal se tratara, prácticamente como una guía de comportamiento animal. Isol, como decíamos es la autora de un álbum ilustrado despejado, tranquilo, directo, que tiene mucha seguridad. Esta artista concentra la información en pocos elementos y de un vistazo se entiende un mundo porque consigue mostrar un punto de vista en la vida, una manera de vivir, un estilo. Evoca unas sensaciones en el lector adulto, por lo menos en mí de una cierta familiaridad con determinados lugares comunes que comparto con determinada gente. Y el niño lector podrá curiosear sobre sí mismo aunque quizás él ya se vea mayor. Isol es una ilustradora con una gran personalidad y con una gran sensibilidad. Emplea unos colores naturales -con esto me refiero a aquellos que podrían sacarse de la naturaleza para tintar de forma natural-, unos tracitos finos creando unos personajes divertidos, estéticos.

El Menino come

hasta que se llena

y entonces hace

una ruido de sapo feliz…

img_1977

Con respecto a la edición valoramos las obras impresas en España o en los lugares donde se han creado. No creemos que una buena obra literaria tenga completa capacidad de ser algo bueno en sí si por el momento, la editorial que la ha editado la ha impreso en China, un país que no tiene que ver nada con el proceso de creación. El Menino está impreso en España y hecho en México por OCEANO Travesía con una edición de Daniel Goldin.img_1981

El Menino

también

es un espejo.

Es inutil fingir

delante suyo.

Simplemente,

no funciona.

Muchas veces no nos paramos a pensar en ¿qué es un niño? ¿Qué es para nosotros un niño? ¿Qué entendemos por niño? Porque dependiendo de las respuestas que tengan los creadores harán unas obras u otras y dependiendo de las respuestas que tengan los lectores leerán unas u otras obras. Para este libro el niño es llegada de felicidad, es un ser que está conociendo el mundo desde cero y que se dará cuenta de que el tiempo existe y vivirá en el lugar donde ha caído que intentará entender.

Tiene este álbum una visión primitiva, natural del niño y va a lo más esencial de lo que es una persona: relaciones humanas y relaciones fisiológicas. Somos seres sociables y esto se ve en cada página de El Menino.

El hecho de que texto e ilustración estén hechos por la misma artista hace del álbum un obra más unida. Isol, como Lionni o Jimmy Liao -por poner ejemplos-, es una artista que crea de forma completa el álbum y entonces lo que ambos códigos quieren decir va mucho más en la línea de una sola cosa como si fueran un mismo lenguaje que ya uno no supiera en qué elementos se divide. Con este álbum nos adentramos en el universo del niño que realmente es muy creado por el adulto pero a la vez solo el niño parece comprenderlo. Adultos y niños somos lo mismo en diferentes momentos de la vida. El niño es un adulto con menos experiencia sobre lo que le rodea. Simplemente.