Rocío Araya es una ilustradora cálida. Su trabajo es tierno, rústico, con aspecto artesano y aroma a chimenea. Sus personajes viven como en un batiburrillo agradable de maderas y colores como muy naturales. Su técnica es muy espontánea utilizando mucho el blanco para crear espacios, destacar rostros…

Te puedes perder en los mundos que crea. Todo parece desordenado, trazos gruesos se mezclan con finos. Unos materiales con otros. Y, sin embargo, resulta tremendamente armonioso al mirarlo.

img_1907 img_1912 img_1911 img_1908 img_1910
Anuncios