Estamos tremendamente felices de tener con nosotros este libro que es una maravilla de edición y de ilustración: Gisèle de verre, un libro editado en noviembre de 2002. Queremos dejaros una muestra de las ilustraciones de Beatrice Alemagna, una ilustradora que está entre nuestras favoritas por su completa originalidad y estilo muy propio, muy hogareño, mágico y curioso.

Hemos visto a Beatrice Alemagna trabajar con diferentes materiales y la verdad es que no dejamos de sorprendernos con su universo. El mundo destartalado donde todo lo entrañable cabe, con proporciones despreocupadas y una estética muchas veces marrón de casa de madera y de gente de pueblo bonito, nos encanta. Beatrice utiliza el collage que mezcla con el lápiz de colores y el negro, con imprecisiones constantes y caras con expresiones dulces; lo que aquí es pequeño allá es grande, y mezcla el color con la simpleza más absoluta.

En este libro hay una serie de ilustraciones que se transparentan, hechas con papel de cebolla. Cada página tiene su propia armonía, en principio diferente a la de los demás, una armonía que es muy interesante al tener el libro completo en las manos.

Las hojas son de un color de papel reciclado, gruesas y el libro es en sí muy tocable.



image
image
image
image