Publicamos un poema de Vera Alfaro. Tenemos ganas de publicar a gente joven o no tan joven que estén haciendo cositas interesantes para la LIJ, creemos que puede ser bueno para nuestros lectores y que teniendo la oportunidad de ser un punto para compartir, no vamos a negarla.


No sabes lo que es la verdad

Nadie lo sabe pero tú, menos

No sabes por lo que luchar

Nadie lo sabe pero tú, menos

Te perdí allá en lo lejos,

en un monte con nombre de viejo

mientras movías la mano al viento

muy arriba

como diciendo aquí

o adiós, no entiendo, no sé, no comparto, no espero

No sabes

¿Sabes por qué no sabes?

Porque te mantienes lejos

Yo te veía en ese monte mientras seguía un sendero

a veces de espaldas a ti

no te sintieras comprometido con una causa

Insuficiente, Imnarcesible

Invisible, Inmerecida

Impropia, Interesada, Intangible

Y bronca.

No te atrevas a ser tú, a tener

No

Pues tú verás…

Entonces bajaste la mano, menos

el hombro que seguía levantado

Qué haces, quizás me decías

Un gato perdido con nombre de monte

llegó, me esperan mis crías, corrió

saltó sobre una piedra de turrón

y ahí te quedas tú

que no sabes querer, maulló

Y aún pensabas que yo

todavía

tenía que llegar hasta la cumbre

decirte un ven-adiós

de esos que dicen los abuelos a los animales del pueblo

de esos que dicen los caballeros a las terceras del castillo

Y seguir igual, sin por fin decirme, yo también.

Sin por fin decirme…

Este monte está al final

o al principio

de un sendero

Sin por fin decirme

Nada

Yo menos que nada

Eusebio

Cre

Vera Alfaro


GATOlogoRED