Os vamos a recomendar un libro de hace un tiempo, publicado en el 2000, pero que fue uno de nuestros libros preferidos de la infancia y que creemos se podría leer ahora con toda la vigencia: Cuentos de miel y cebolla, se llamaEscrito por Eva Myriam Ladhari que escribió el libro cuando estaba en 1º de ESO, y editado por Alfasur. Como se acaba de decir es un libro escrito por una autora muy joven. Un libro con relatos como Mi mamá siempre me dice que huya de las anémonas o ¡Qué triste es ser ballena en el ártico!

Es un libro de lectura bastante rápida, más bien juvenil y con ciertos toques de absurdo, historias disparatadas y muy libres en voz narrativa de niñas, además la autora así lo era y se nota, lo que genera un muy buen entendimiento con los lectores porque leyéndolo sentíamos ese protagonismo, esa voz protagonista de la niña, lo que provocaba una identificación inmediata. Los ojos del libro son los de una joven. Además en uno de los cuentos se hace una defensa de la naturaleza, crítica a la caza furtiva, poniendo en voz del narrador a una ballena y que a veces debemos emigrar por culpa de malas personas.


image

Platera no haciéndole mucho caso a ‘Cuentos de miel y cebolla’. Pero como mientras escribimos no nos deja en paz, decidimos incluirla en la reseña.

¿Qué se puede hacer cuando te nace una flor en la mano? ¿Qué sienten unas niñas que se escapan de su casa? ¿Qué pasa cuando te caes dentro de una botella? ¿Por qué la ballena Mina estará tan triste? ¿Qué hacer cuando encuentras un testamento debajo de la baldosa de tu casa?


image

Eva Myriam Ladhari da respuestas a estas y otras preguntas similares en este breve libro de cuentos: un derroche infantil de fantasía e imaginación, que ahora abunda en el maravilloso mundo de la Historia Interminable que es el País de Fantasía. ¡Ah!, pero ten cuidado cuando abras las páginas de este librito, no te dejes atrapar por sus historias, porque te puedes pringar con la miel o la ilusión de sus personajes.

Lo dicho, un libro de cuentos completamente recomendable.