Ahora que tengo entre mis manos un libro como el de Fede quiere ser pirata, me doy cuenta de lo bonito que son los libros bien hechos. Todavía no lo he leído (lo que puede hacer poco creíble que diga que me gusta tanto), pero es que las ilustraciones me parecen maravillosas y la edición, y no podía esperarme. Ilustraciones de Esther Gómez Madrid.

IMG_20150610_114038

Los tonos azules, el sentir del lápiz en las páginas, los primeros planos junto a minúsculos detalles; la navegación sutil por los rincones de la ilustración que le hacen a uno perderse y soñar. ¿Acaso no es verdad que hay dibujos que provacan esa sensación de bienestar, como si el dibujo se indentificara con tu alma, con alguna parte de tu manera de sentir. Pues este es uno de esos casos.

IMG_20150610_114408

El libro posee la ingenuidad de los niños y la belleza de su universo y de ellos mismos. Posee su felicidad y su infancia.

IMG_20150610_114304

He de reconocer que los tonos que van de los azules a los verdes, con poca saturación y mucha delicadeza, me encantan. Que los pocos colores cálidos de los marrones y naranjas resaltan de forma apasionante. Que las narices torcidas de los personajes les confieren cierta inteligencia que se hace bondadosa al ver el resto de la composición.

IMG_20150610_114155

Fede quiere ser pirata está escrito por Pablo Aranda, escritor malagueño, con un sentir creativo bastante libre. Este libro ha sido el ganador del II Premio de literatura infantil y juvenil ciudad de Málaga, 2011. La ganadora del último año, fue la bilbaína Laida Martínez Navarro por el Club de los bichos, ilustrado por Laura Pérez. Se trata de un cértamen que ha ido creciendo en los últimos años.

IMG_20150610_114344

El libro está publicado por la editorial Anaya y sus páginas en papel rústico sin brillo, con el olor a libro como los que leía de más pequeña, rematan un diseño muy bonito.

Como digo, todavía no lo he leído, el libro me está esperando impacientemente.