Os queremos hablar de un libro que se nos metió por los ojos un día de visita al rincón de álbumes ilustrados de nuestra biblioteca municipal, este libro es: La reina de las ranas. Lo vimos entre el barullo de libros cuando ya llevábamos el máximo permitido de ellos para sacar, algo muy frecuente. Y es que a veces se devoran los libros y aquel que viste y no pudiste agarrar se escondió durante semanas.

Lo que pasó por nuestra vista fue una rana tomando té sobre su nenúfar bajo una lámpara de lectura y con los pies sobre un taburete. Una imagen simpática que nos llamó la atención agradablemente.


la reina de las ranas

Pasados unos días rebuscando ¡lo encontramos!, ahí estaba la rana y resultaba que era ella misma La reina de las ranas o, más bien, La reina de las ranas no puede mojarse los pies editado por Libros del Zorro Rojo en 2013, escrito por Davide Cali e ilustrado por Marco Somà.

Un libro sobre una charca llena de ranas un tanto tontorronas que viven en una sociedad aparentemente parecida al siglo XIX con sus comodidades y su respeto por las coronas y los reyes y reinas que los portan y no solo esto, claro, hace referencia a la época, también el vestuario, los objetos de atrezzo, el decorado…. A nosotros nos ha evocado mucho a Aranjuez por aquel siglo.


la reina de las ranas

Con una atmósfera en tonos sepias marrones, rojos teja y verde charca u hoja caída, tonos de atardecer propios del paseo cerca de la charca o la fuente cuando las ranas saltan a nuestro paso y el sol se zambulle en el horizonte dejando los verdes tirando a rojizos. Marco Somà transmite esta vida y junto a las caras y gestos de las ranas las dispone para resultar simpáticas, pero algo estupidinas o al menos con poca decisión propia y cierta sumisión (por supuesto, imitando a nuestra sociedad)  Pero todo en esa charca parece festivo, veraniego y de gozo y disfrute, quizás estudiando a la sociedad de aquella época, embarcada en guerras pero con aire victoriano. Al menos así nos parecen las ilustraciones, con ropajes estupendos de aquel siglo ¡o bien ranas hipster!

Davide Cali nos cuenta la historia de una sociedad de ranas que viven relajadas y disfrutan sin muchas preocupaciones, lo pasan bien y siempre ha sido así hasta que ocurre algo…un objeto cae al agua, una corona.


la reina de las ranas

Qué tiene que hacer una reina de las ranas?

Una reina de las ranas no puede hablar con las demás ranas, no puede mojarse los pies, y debe tener una gran hoja de nenúfar para ella sola. Debe comer solo moscas gordas, dar órdenes y castigar a las ranas si no obedecen inmediatamente.

Pero, ¿por qué ella es la reina?…

La corona de modo casual, absurdo e innecesario dará poder real a una rana que fue la que la encontró o más bien apareció sobre su cabeza. A partir de ese momento la sociedad cambia y la reina de las ranas tiene deberes y privilegios y a su vez las demás ranas tendrán que obedecer y deberán acatar toda una serie de tontas reglas, ya que la vida en la charca cambia cuando aparece una reina. Una crítica a lo arbitrario de las monarquías.

La reina no parece entender todo aquello pero casi de modo instintivo las demás entienden que así es como debe ser.


la reina de las ranas

Por suerte no siempre será así, un hecho como la desaparición de la corona llevará a las ranas a tomar conciencia de la opresión a la que se ven sometidas y de regresar a su modelo de vida que ha funcionado desde que la charca es charca y con el que son felices.

Una crítica a la dominación de unos pocos que desmorona toda la vida de aquellos que viven por debajo, pero más que aquello incluso el hecho de que el propio pueblo asuma a esa figura de poder como necesaria y se someta gratamente a sus dictámenes. La opresión deja mentes dañadas, vidas cansadas y sociedades ajadas por algo tan estúpido como un trozo de metal sobre la cabeza de uno de tantos que conviven con nosotros y que no es ni más ni menos que que una rana más en la charca. ¿Lo mejor será la anarquía?


la reina de las ranas

El contenido visual del libro en sí nos ha gustado, pero la historia y el texto, a nuestro parecer deja algo que desear, quizá sea ligero y con menos personalidad de la que debería, quizá esperábamos más con esa portada que nos hizo engancharnos a sus páginas. Las imágenes llevan gran parte del peso de la historia, a pesar de que prácticamente todas las ilustraciones sean imágenes del lugar y de las actividades de las ranas.

Nos quedamos por tanto encantados de las ilustraciones de Marcos Somà.


la reina de las ranas

¡Ah! y aquí tenéis un vídeo chulo del libro:

Anuncios