Quiero hablar de un libro que me ha encantado. Guarda el secreto. Manual para brujas. De la editorial Anaya.

IMG_8089rr

Leerlo por las noches antes de dormir me ha proporcionado un gran placer, es mágico. La verdad es que últimamente hablamos mucho sobre Elena Odriozola, la ilustradora de este libro, pero bueno, nos dejamos llevar y aparecen entre nuestras manos los autores que más estamos conociendo, sobre los que más nos fijamos sin darnos cuenta, precisamente por esto mismo, porque los estamos conociendo y nos dicen algo. Pero bueno, en este caso, me gustaría centrarme en Patxi Zubizarreta, el escritor de este libro, me gustaría escribir sobra la historia narrada, sobre un escritor de novela infantil muy arraigado a su tierra, como la mayor parte de los niños y de las niñas.

IMG_8092rr

¿A todos los niños y niñas les atraen las brujas? Pues es complicado saberlo, pero de alguna forma, a los niños y a las niñas, les atrae todo aquello que puede ser imaginado y que se cuenta bien para poder serlo; parecen a veces entender mejor lo que es contado por alguien (aunque no exista) que aquello que existe que no está contado para ellos. Normal. Es este un libro sobre una bruja que enseña a una niña el mundo de las brujas. El universo de las brujas comprende infinidad de perspectivas y muchas culturas, pueblos, comunidades, tienen su propio mundo, sus propios conceptos, sus propios dioses y sus propios demonios. Quizás porque a mí de pequeña me gustaban esas brujas del bosque (que no las malas así, gratuitamente), leer este libro ahora me ha proporcionado un bonito viaje hacia el País Vasco y hacia mí misma.

Patxi Zubizarreta escribe sobre una familia. Están la mamá y el papá y los dos hijos: la protagonista que es la niña, la hija, Joana, la que conoce a la bruja y la que se convierte en su aprendiz.

La historia comienza con unos niños que juegan, entre los que está el hermano de Joana. Estos niños llaman bruja a una anciana que vive encima de ellos, una señora mayor que dicen que se convierte en gato por las noches, y a la que no le gustan los niños ni los balones. En un primer momento, el mote de bruja que le dicen a la señora es completamente despectivo «es una bruja» y, más adelante nos damos cuenta de que ese insulto no tiene por qué serlo y que las brujas pueden existir y que no son señoras malas. No siempre.

IMG_8101rr

En este libro, que nos cuenta tradiciones vascas como telón de fondo y en primera línea: nos habla del aquelarre, reunión de brujas por la noche (en esta historia tiene ciertos matices propios), que evidentemente puede darse en otros lugares, dentro y fuera de la península. A través de lo que la bruja enseña a la niña, conocemos muchas tradiciones del País Vasco: “Si es verdad o mentira corre hasta el pozo del bosque y mira”, es una frase que se repite.

IMG_8098rr

Se trata de un libro que por momentos no es para niños en el sentido de ciertos pasajes que cobran un fondo violento, aunque se cuenta con la maestría suficiente y la sensibilidad necesaria para que un niño pueda leerlo y no verse impactado por las sensaciones de un adulto. El contenido de algunas partes del libro encierra asuntos graves, aunque todo está mezclado de alguna forma con la brujería por lo que de esta mistura nace un tono fantástico descargado de contenido realista o, al menos, como para leerlo de esta manera. Pero sí que hay momentos duros, lo que transmite también mayor calidad en esa magia, sensación precisamente de veracidad sobre el tema de las brujas y su universo, brujas que no viven en un mundo paralelo, sino que están inmersas en los asuntos cotidianos. Es un libro que yo recomendaría para leer a niños y niñas de todas las edades. Y si ya tienen edad para leer, un libro precioso que regalar en la adolescencia.

IMG_8097rr (1)

Es una historia completa esta novela de Patxi Zubizarreta aunque también tiene dentro otros cuentos fabulosos algunos más dantescos que otros, cuentos que le cuenta Graciana a Joana, la señora anciana que resulta ser una bruja de verdad. Y hay algo que cuenta esta historia muy bien: y es que hay asuntos que no deben contarse aunque se sepa que son verdad. ¿No ponemos de manifiesto de esta forma la existencia de todos lo fantasioso? Porque, no es que no exista, es que quien lo conoce lo sabe… pero no lo cuenta. Además, de esta forma, nosotros los lectores somos cómplices de un secreto. ¿No tendremos también nosotros la obligación de guardarlo? De alguna forma, también nos enseña Guarda un secreto, que no todos los secretos es bueno que los guardemos (aunque esto la niña no lo entienda así), pero no siempre es bueno que una niña no cuente las cosas porque le digan que es un secreto… Pero claro, los niños, evidentemente, no tienen la culpa de esto… Ellos en este caso responden a la amistad y no pueden leer entre líneas… Si leéis el libro, sabréis de qué estoy hablando…

IMG_8099rr

¿Qué más elementos de las tradiciones salen en este libro? Pues los poderes de las brujas que pueden viajar en el tiempo, las lamias, pertenecientes a la mitología vasca, que son hermosas criaturas mitad mujeres, mitad gallinas (o variantes), que habitan en arroyos, en manantiales y cuya actividad más gozosa es la de peinarse el pelo con peines de oro; o como Mari, que aparece al principio de esta historia. Las lamias, se alimentan de pan, tocino y sidra. ¿No son geniales estas mitologías? Para mí desde luego.

Mari. La diosa Mari es otro de los personajes mitológicos vascos del que habla el libro. Personaje anterior a la llegada del cristianismo. De esto también habla el libro. A veces aparece en forma de viento.

Al final todas las cosas que se cuentan existen, pero hay que guardar el secreto: no admitáis que existen.

No queremos dejar de decir algo sobre las ilustraciones. Para los que no hayan visto la página de esta artista, aquí copiamos su web: Elena Odriozola. Tambien vasca, como no podía ser de otra forma (el libro es coherente de principio a fin), para mí, acompaña muy bien a las palabras. Hay algún personaje en concreto que me ha gustado más especialmente verlo dibujado porque he encontrado en ellos posturas muy curiosas y ropa más original.

Es un libro que, como hemos empezado a hacer, hemos cogido de la biblioteca de nuestro barrio.