Este es un libro africano escrito por Régine Raymond-García e ilustrado por Vanina Starkoff.

Editado por la editorial OQO en 2012. Está escrito tras un viaje de la escritora a Burkina Faso, donde consiguió apreciar lo importante de esa sociedad: su cultura arraigada a la tierra, y se dio cuenta de la vitalidad de sus habitantes, de su alegría unida a ese respeto a la naturaleza, donde se posee la sabiduria para poder conocer lo que ofrece cada árbol, cada planta, cada elemento que ofrece y recibe.

“Sus habitantes me fascinaron por su alegría de vivir a pesar de las dificultades, y por sacar provecho de la naturaleza de un modo inteligente”, en palabras de la escritora.

IMG_20150209_102216 (1)

Un viento de arena meció los panes de mono,

 Estarás aquí cuando sea mayor?

– preguntó Karim.

– Si nadie me corta, sí.

– Todavía darás de comer a los monos?

– Si nadie me corta…

– Y darás golosinas a los niños?

– Si nadie me corta…

Voy a contarte un secreto:

todo está en equilibrio…

un equilibrio perfecto,

pero frágil!

Es este un texto triste si los ven unos ojos que conocen ciertas problemáticas sobre los entornos naturales. La madre naturaleza es tremendamente fuerte, pero no puede hacer nada contra las talas o los desastres naturales causados por el hombre. Eso depende de nuestra sabiduría, de nuestro respeto. Y el protagonista de esta historia, un niño, enseguida entiende que debe cuidar de todas esas bellezas creadas por la vida y transmitir ese cuidado a las demás generaciones.IMG_20150209_102245

Ideas complicadas para muchos de nosotros, que vivimos en ciudades, que perdimos cierto conocimiento sobre un árbol que era más valioso que cualquier suma de dinero. Es verdad que muchos de nosotros no lo hemos hecho, y es por ello, que este libro gusta. Somos todos hijos de la madre naturaleza, de alguna forma este libro también nos enseña esto. El niño protagonista se pierde de su madre al principio de la historia, pero lejos de asustarse, de hacer esto que se espera de un niño solo, un minuto tras minuto de sufrimiento para Karim, que así se llama, este encuentra el cobijo que necesita en los árboles de territorio: el árbol rojo, la gran palmera, el mango frondoso y el maravilloso baobad.

Árboles centerarios que dan de comer a otros animales y que han sido conocidos por generaciones y generaciones, donde los sabios se sientan a pensar, donde se celebran las reuniones del pueblo…

Además, es símbolo de resistencia, tolerancia, vida comunitaria, longevidad –pueden llegar a vivir 3.000 años– y su fruto tiene propiedades medicinales

IMG_20150209_102230

Lejos de sentirse perdido, esas figuras maternales dan cobijo a Karim, le dan de beber y de comer y le ayudan a encontrar a su madre. Y cuando su madre le encuentra se siente orgulloso de que Karim esté aprendiendo a apreciar los que esos árboles le ofrecen. Porque, en definitiva, todos estamos conectados y para que todo funcione el ecosistema ofrece una ayuda mutua para todos, entre todos. Qué mejor para perderse que encontrarse con unas vidas fuertes, sanas y llenas de energía.IMG_20150209_102309

Las ilustraciones son muy coloridas, como no puede esperarse menos de un libro de un temática de un África rojizo, de adornos, y potentes puestas de sol. Nos recuerda algo a Aurelia Fronty y algunos libros que tenemos de ella. Los colores son vivos, los personajes parecen figuras pintadas en paredes, como los jeroglíficos, formas simples de imitar a los seres humanos, a los demás animales y a los árboles, cuyo significado se entiende perfectamente.

Es un libro alegre de canto al cariño. A un niño seguro que le parece un libro feliz que coger con ganas para leer y poderse reír y preguntar qué es cada cosa. La interconexión de todos los seres. Donde el niño descubre que mientras exista el baobad estará protegido. Recomendamos este libro con una portada amarillo curry y colores rojos, marrones y verdes. Con unas páginas llenas de elementos que nos se pueden enseñar en las ciudades (al menos no si no hay una voluntad muy potente) y donde un niño español puede aprender mucho.

IMG_20150209_102320 (1)Recomendamos este libro por la fuerza, la valentía y la verdad de sus páginas.

Anuncios