Vamos a hablar de libros que tienen árboles en sus portadas, por lo tanto, también en su interior son libros que no se olvidan de dónde vienen, que saben que su alma es un tronco que estuvo vivo y que fue el árbol el que dio la sabiduría a todos los libros. Nos gustan los libros que recurren a la naturaleza para explicar muchas cosas.

El primer libro es Las hadas flores: Rincones secretos. Un libro tan cercano a los bosques que fantasea con ellos y con la posibilidad de que las hadas existan y de que haya trucos para verlas, como si nos estuviera dando una clase de micología, de entomología, de botánica, de raicesgía. No son las hadas las que más nos fascinan del libro (que también es parte esencial), sino todos los recursos de la naturaleza que se han empleado para hacernos sentir en mitad del bosque. La magia del bosque. Que nunca se pierda. Que sigan existiendo libros que remitan a ella a través de las leyendas o de los cuentos populares, pero que ese imaginario colectivo sobre los bosques no se pierda nunca porque ello hará que tampoco lo haga de verdad. De la editorial Montena. De la ilustradora Cecily Mary Barker, una artista del siglo pasado, lo que le da más valor al libro: es un libro dibujado hace tiempo, como los árboles, que vuelve al presente para ser contado una y otra vez.

DSC_0346

Cuento de noche es otro de los libros que nos ha encantado. La autora es precisamente la misma que la de un libro que hablamos ayer, y que nos recuerda un pelín a Roger Olmos (faltaría más, por si a alguien no le gustara esa comparación, sin hacerle un feo a ninguno de los dos, porque creemos que los dos tienen también su estilo bastante definido): Sonja Wimmer. La verdad es que es impresionante ver sus dibujos, para mí, una de las ilustradoras que más me gusta de las que conozco. Sus cabezas y formas corpóreas desproporcionadas y como difuminadas, con colores suaves y atmósferas que pudiendo ser tétricas ligeramente por la expresión de los personajes y sus facciones y contexto, acaban siendo cálidas y pacíficas. El escritor de esta obra es: Roberto Aliaga. Es verdad que existen muchos libros hechos para ayudar a los niños a superar el miedo a la oscuridad, a la noche: este es otro de ellos. Sin embargo, no creo que sea un tema manido, ya que existen infinitas formas de abordarlo, infinitas formas de enfocarlo y escribirlo, infinitas de dibujarlos… Es simplemente un tema muy recurrente en los niños y por tanto en la literatura escrita para ellos. De la editorial Cuento de Luz.

DSC_0336 (1)

El faro de las almas es el tercer libro que recomendamos, también de la editorial Cuento de luz. Con un nombre precioso está ilustrado por Zuzanna Celej y escrito por Ariel Andrés Almada. Un libro en cuya portada vemos un faro que ilumina un bosque, unos árboles pelados y altos; y que parece estar metido en el propio mar… Una portada que transmite misterio y que se cierra con este título que incluye la palabra alma, algo intangible y que nadie sabe si existe o no, y que sin duda tampoco le falta superstición y embrujo a esta palabra. Esta ilustradora ha dibujado texto para numerosos libros, entre ellos, Los libros de A, de los cuales nosotros tenemos uno. La verdad es que es un libro descuidado en apariencia, como si un sabio lo hubiera hecho rápido y fuera una reliquia a pesar de ser nuevo, de infinitas páginas como si de un tomo muy importante se tratara. El texto te vuelve loca y la historia va de acá para allá. Parece ser Celej una ilustradora de relatos delicados, disparatados y libres. También ha ilustrado Momo, una de mis historias más queridas.

¿Cómo es un faro de las almas? Un faro de las almas es la luz que guiará a Leo y a su abuelo a través de los mares más lejanos para encontrarse con aquellos que esperan, cada noche, una palabra de cariño para irse a dormir con una sonrisa en los labios. El faro de las almas es una tierna historia que nos habla no solo de la relación entre los abuelos y los nietos, sino sobre todo entre personas desconocidas que siempre buscan algo en común: una luz que los guíe hacia la esperanza.

DSC_0333 (1)

Estos tres libros tienen en sus portadas a la natura como protagonista. Nos gustan los libros que son así.