El libro que allá por 1914 escribió Juan Ramón Jiménez cumple hoy mismo 100 años. Un libro con una fuerte crítica social que según el propio Juan Ramón Jiménez solo podría ser entendida por un adulto. Cien años de un dulce, tierno y delicado burro que mostraba el valor de la vida de un animal, la crueldad y la muerte, el respeto a la naturaleza y a aquello que siendo sensible no recibe el cariño que ofrece pero que acompaña siempre al que valora a ese amigo. Un compañero, un ser que es feliz y que poco pide a cambio, que comprende al poeta y le descansa la mente. Así es Platero.

platerocerca

Muchas ediciones hay de este libro y muchas menos ilustradas, pero nosotros queremos mostrar especialmente esta de la editorial Anaya que nos ha encantado tanto por las ilustraciónes de Thomas Docherty tan suaves y serenas como por la delicadeza que la editorial ha tenido con este libro.

Aquí, en este PDF que la editorial ha dejado en su web podéis visualizar algunas páginas.

platerolibro

Todo el que haya leído este libro sabe apreciar a Platero y le quiere.

“Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro. Lo dejo suelto y se va al prado y acaricia tibiamente, rozándolas apenas, las florecillas rosas, celestes y gualdas… Lo llamo dulcemente: ¿Platero?, y viene a mí con un trotecillo alegre, que parece que se ríe, en no sé qué cascabeleo ideal…”

plateroabierto