Se trata de un libro con un título evocador, y que para un niño quizás lo sea todavía más. Escrito por Javier Sobrino e ilustrado por Emilio Urberuaga; tiene 28 páginas y tapa dura. “Una sencilla historia de buenas noches”

Publicado por Ekaré Ediciones, Los sonidos de la noche se ambienta en la selva donde siempre llueve, y un bebé no para de llorar.